Servidora

Ibicenca, enamorada de mi isla, ese gran rincón donde crecí y aprendí a ser una soñadora, defensora de las causas perdidas, idealista y empatica por naturaleza.

Lo que más feliz me hace es enseñar, con los años me he dado cuenta de que ayudar a abrir las fronteras del aprendizaje es lo que más me llena. Trabajo en una empresa de tecnología como técnica y eso me permite no solo solucionar problemas sino también ofrecer a los demás herramientas para ser más autónomos y por ende más libres.

El deporte es otro de mis combustibles imprescindibles en mi día a día, me da la energía para equilibrar mi mente; baloncesto, bici, padel, tiro con arco o lo que me propongas con tal de subir las pulsaciones me vale.

Me hace feliz regalar sonrisas, compartir mis días con mi media naranja y formar una familia con ella