Tiro con arco. Sentir los origenes

El deporte siempre ha sido un punto de fuga para mi, me relaja y descarga toda la energía negativa que se acumula en el día a día de interacciones con personas no tan felices.

No había tenido ninguna relación con el tiro con arco en mi vida. No sabía que facultades se necesitaban, incluso pensaba que no era apto para cualquiera. Cuando en junio del año pasado Carmen me regala un curso de iniciación en el Club Arc Montjuic. No sabía como me iba a sentir la verdad, reconozco que suelo ser bastante escéptica ante nuevas experiencias que no he visualizado anteriormente, una barrera autodefensiva como otra cualquiera.

  Mi sorpresa fue que a la segunda clase ya me sentía más que cómoda, incluso lo consideraba un reto alcanzable, así que encontrar la motivación era fácil.

El tiro con arco es un deporte de concentración y constancia, es un deporte muy técnico, donde cada uno encuentra su manera de lanzar flechas contra una diana. Hay varios tipos de arcos, flechas, dianas, objetivos, competiciones… en definitiva colores para todos los gustos. Desde el que lanza flechas de carbono con un arco de precisión y mil aparejos para apuntar desde varias decenas de metros, hasta el que con un arco y flechas de madera sin útiles para apuntar lanza de manera intuitiva o casi.

Esta última opción, la vuelta al origen, donde aprendimos a cazar primero con lanzas y luego con arcos y flechas, es la que realmente me atrae. Llegar a la sensación en que en un mundo lleno de tecnología si un día todo se acaba podremos seguir sobreviviendo con lo mínimo.

Lanzar una flecha es todo un ritual, tu objetivo, tu posición, tu respiración, la apertura del arco y tras convertirte por un instante en piedra al fin la flecha sale a toda velocidad, y si consigues esa concentración perfecta incluso puedes ver como vuela la flecha al sitio exacto donde la visualizaste en un principio.

Si os animáis a probar que sepáis que es obligatorio el cursillo de iniciación ya que este deporte tiene un componente de seguridad muy  importante, no olvidemos que el arco es considerado un arma, incluso esta prohibido llevarlo al descubierto.

Nosotras ahora vamos a cambiar de club y probar la modalidad de tirar flechas en el bosque, buscando la esencia más pura del tiro tradicional con madera, nuestro nuevo club es Club Tir amb Arc Caldes de Montbui desde aquí os iré contando que tal la experiencia.